El Pleno Municipal aprueba definitivamente las ordenanzas fiscales para 2016

Pleno municipal de Zaragoza

El alcalde de Zaragoza preside un pleno municipal.

La ciudad de Zaragoza ya tiene ordenanzas fiscales para 2016. Las ha aprobado de manera definitiva el Pleno Municipal meses después de que PP, PSOE y Ciudadanos pactaran para tumbar las principales propuestas de Zaragoza en Común.

El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) centra las novedades más importantes. El Ayuntamiento bajará el tipo municipal (el tramo del IBI que depende del equipo de Gobierno) un 21,7% para tratar de compensar la desaparición de las bonificaciones que se han existido durante los últimos años y que dejan de aplicarse en 2016.

En la práctica, esto supone que el IBI subirá para las viviendas con un valor catastral de menos de 70.000 euros (la mayoría), que pagarán entre un 5% y un 7% más en sus recibos. Para el responsable de Economía de Zaragoza en Común, Fernando Rivarés, son unas ordenanzas “muy malas” para la ciudad porque, entre otras cuestiones, solo permitirán recaudar 3,5 millones más de los once que el equipo de Gobierno pretendía. “Son unas ordenanzas que privilegian a los más privilegiados y van en contra de la progresividad”, ha señalado.

El callejero fiscal se mantiene para las grandes superficies comerciales

Para el resto de usos (comerciales, deportivos, religiosos, culturales…), el tipo municipal del IBI se mantiene. No habrá ni reducción ni subidas, a pesar de que Zaragoza en Común sí planteaba iniciativas en este sentido. “Es imposible hacer progresividad fiscal en el IBI”, defiende el concejal del PSOE Javier Trivez.

Tampoco habrá incrementos en los valores fiscales para los grandes comercios. La revisión del callejero fiscal no se tocará y no subirá tampoco la calificación para Puerto Venecia, algo que sí proponía Zaragoza en Común para equiparar lo más posible los pagos del centro comercial a lo que pagan de IBI los locales de zonas del casco urbano como Avenida de América o Avenida de San José.  “Subir los impuestos a las empresas acaban repercutiendo a los ciudadanos”, defiende Sara Fernández, portavoz de Ciudadanos en el Pleno.

Para Carmelo Asensio, de CHA, “nueve de cada diez ciudadanos va a pagar más; y lo que es peor, de forma regresiva”. Jorge Azcón, del PP, defiende que las ordenanzas de 2016 son “buenas”; “subir impuestos es malo y nosotros pretendemos bajarlos”, explica.

En cuanto al IAE, se han aprobado los votos particulares de Ciudadanos, que suponen que se mantengan y no se reduzcan las bonificaciones a las empresas que crean empleo. En lo referente a la plusvalía, habrá bonificaciones por herencia de hasta el 95%.

Entradas más antiguas

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

doce − 9 =